Novedades respecto del amparo contra Contabilidad Electrónica – Agosto 2015

Durante el mes de agosto, se han dado dos novedades respecto de los amparos promovidos en contra de la contabilidad electrónica, siendo las más relevantes las siguientes:

1.- A principios de agosto de 2015: La publicación en SISE de las primeras sentencias de amparo favorables en contra de la obligación de subir la contabilidad electrónica de manera permanente y sin orden previa.

(Enlace donde se puede descargar y visualizar una sentencia: https://www.dropbox.com/s/t6jqy911o6l769i/Sentencia%20Concede%20amparo%20contra%20contabilidad%20electronica%2C%201356-2014-%20segundo%20juzgado%20del%20centro%20auxiliar.PDF?dl=0 )

2.- El día 18 de agosto de 2015, se publicó en el DOF, el acuerdo 10/2015 del Pleno de la SCJN, en el cual se ordena la suspensión de la resolución de los amparos en revisión en contra de la obligación de subir la contabilidad electrónica por parte de los TCC, y además se ordena remitir dichos amparos en revisión a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

En detalle, el acuerdo referido, establece lo siguiente:

  • – Aplica sólo respecto de los amparos en revisión donde se impugne la inconstitucionalidad de la obligación de llevar contabilidad en medios electrónicos y de buzón tributario (artículos 17-K, 18, 28, fracciones III y IV, 29, y Segundo Transitorio, fracciones III, IV y VIII, del Código Fiscal de la Federación, así como artículo 22, fracciones IV y VI, de la Ley de Ingresos de la 2015 y diversas reglas misceláneas).
  • – Los amparos en revisión ya promovidos y que ya se encuentren radicados en los Tribunales Colegiados de Circuito Auxiliares, deberán ser continuados en su trámite hasta el estado de resolución y aplazar el dictado de ésta.
  • – Los Juzgados de Distrito, deberán enviar algunos amparos en revisión a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
  • Los amparos en revisión, serán turnados al Ministro Juan N. Silva Meza, de la Segunda Sala.
  • – Una vez que la Corte resuelva los amparos en revisión que le fueron enviados, comunicará esto a los Juzgados de Distrito, para que estos remitan los amparos en revisión faltantes a los Tribunales Colegiados de Circuito Primero y Cuarto del Centro Auxiliar de la Primera Región.

¿Por qué sucede esto?

El Poder Judicial de la Federación, con el fin de unificar criterios y así evitar criterios discordantes entre diversos Tribunales Colegiados, es que decide suspender la resolución de los amparos en revisión por parte de los TCC, ello mientras la Segunda Sala resuelve diversos amparos en revisión que ella atraiga.

Así las cosas, al definir la Corte un criterio uniforme respecto dichos amparos en revisión, los Tribunales Colegiados emitirán sus fallos alineándose al criterio que el Máximo Tribunal establezca, logrando una uniformidad en criterios a nivel nacional.

¿Esto se puede considerar noticia buena o mala?

En términos generales, podemos decir que se trata de una noticia buena, pues permite tener con mayor prontitud una certeza del criterio que a nivel nacional se tendrá respecto dichos amparos, logrando además que el sentido del mismo, sea igual para todos los que promovieron amparos.

¿Aún se pueden presentar amparos contra contabilidad electrónica?

Sí, pero depende mucho del contribuyente y los ingresos que haya tenido en años anteriores, así como su situación fiscal actual y si ha dado cumplimiento a dicha obligación. En Simposio Fiscal – Abogados Fiscalistas, con gusto le podemos asesorar y analizar su situación, para definir si la promoción del amparo aún es posible, o si es necesario esperar a 2016.

¡Contáctenos!

Se conceden primeros amparos en contra de Contabilidad electrónica

Primeras sentencias que conceden el amparo contra Contabilidad Electrónica.

Desde el 22 de julio de 2015, el Juzgado Segundo de Distrito del Centro Auxiliar de la Primera Región, con residencia en el Distrito Federal, ha empezado a celebrar las primeras audiencias constitucionales de diversos amparos indirectos, en donde se reclamó primordialmente los artículos que obligan a llevar contabilidad en medios electrónicos, a subirla periódicamente a internet, así como a los artículos que prevén las revisiones electrónicas y diversas reglas de la RMF 2014.

Pues bien, dicho Juzgado, resolvió de la siguiente manera:

  • – SE CONCEDE EL AMPARO en contra de los artículos 28, fracción IV, 42, fracción IX, y 53-B, del Código Fiscal de la Federación, pues con el envío permanente de información contable, se permite a la autoridad fiscal revisarla discrecional e indiscriminadamente, sin que medie un aviso previo al contribuyente, violando así el derecho de seguridad jurídica.
  • – SE CONCEDE EL AMPARO en contra de la regla 2.8.1.4. de la RMF 2015 y su Anexo 24, pues establece un mecanismo innecesario, complejo y sofisticado para algunos contribuyentes, e insuficiente para otros, lo que se traduce en que no logren generar información útil, completa, veraz, oportuna y de fácil comprensión e interpretación para quien la consulte.
  • – SE NIEGA EL AMPARO en contra del artículo 28, fracción III, del Código Fiscal de la Federación, pues llevar la contabilidad en medios electrónicos no representa una carga desmedida ni injustificada, además de que no se vulneran los derechos fundamentales de privacidad, a la intimidad o a la inviolabilidad del domicilio, toda vez que la obligación de mérito no conlleva una intromisión en los papeles o en el domicilio del causante.

¿Ahora qué sigue?

Si bien ya se puede saber cuál será el criterio que tome un Juzgado al resolver esos amparos, es de recordar que son dos los Juzgados que resolverán todos los amparos indirectos mencionados, aunado a que todavía falta esperar a que un Tribunal Colegiado de Circuito, o la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación (si decide atraer el asunto, que es lo más probable) resuelvan los recursos de revisión que indudablemente interpondrán las autoridades responsables.

Una vez que ya se tenga un criterio de resolución por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se podrá tener mayor certeza de cuál será la resolución final de estos amparos.

En Simposio Fiscal los mantendremos informados respecto de las noticias que se vayan dando con el paso del tiempo, así como también mantendremos informados a nuestros clientes que promovieron estos amparos.

¿Aún se pueden presentar amparos contra contabilidad electrónica?

Sí, pero depende mucho del contribuyente y los ingresos que haya tenido en años anteriores, así como su situación fiscal actual y si ha dado cumplimiento a dicha obligación. En Simposio Fiscal, con gusto le podemos asesorar y analizar su situación, para definir si la promoción del amparo aún es posible, o si es necesario esperar a 2016.

Reconocemos los créditos a IDC Online y a Deloitte por esta noticia.

Bitcoin y los impuestos en México Parte 1 – #ImpuestosBTCMx

Ya han pasado algunos años desde que surgió el Bitcoin, y poco a poco empezó a ser conocido y usado en México. Aumentan las noticias de las operaciones realizadas día a día con esta moneda virtual, así como las empresas que empiezan a aceptar el Bitcoin como forma de pago, tanto a nivel nacional como TAR Aerolíneas, Gandhi y 7-Eleven (a través de Pademobile), y a nivel internacional como Dell, PayPal, TigerDirect, etc.

De hecho, diversas autoridades hacendarias han emitido comunicados sobre su tratamiento fiscal, como lo hizo el IRS (Internal Revenue Service) en Estados Unidos de América.

Sin embargo, a la fecha, no se sabe que el Servicio de Administración Tributaria (SAT), de México, haya emitido un comunicado o reglas al respecto, que brinde certeza jurídica sobre el pago de los impuestos correspondientes por usar Bitcoins en México.

Por lo tanto, en Simposio Fiscal, ante la omisión de un comunicado oficial por parte de las autoridades fiscales, y de las constantes preguntas que surgen al respecto; hemos iniciado un proyecto titulado #ImpuestosBTCMx, donde a través de diversas etapas, estaremos analizando la legislación fiscal aplicable, en conjunto con consultas y resoluciones por parte de las autoridades fiscales, para logar tener un panorama más claro respecto de los Bitcoins y su relación con los impuestos en México.

Entrega número 1:

Resumen:

Se presentaron dos consultas, una ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y otra ante la Procuraduría de Defensa del Consumidor (PRODECON), donde se les consultó lo siguiente:

  1. Para efectos fiscales, ¿qué tipo de bien es el Bitcoin?, ¿es acaso un bien mueble intangible o debe ser considerado divisa internacional –moneda extranjera–?
  2. ¿Qué tratamiento o asiento contable se debe dar a los Bitcoins que se obtengan (asimismo, ¿qué documentación se debe conservar?)?
  3. ¿Cuál es el tratamiento fiscal que se le debe dar a los Bitcoins?

 

Surgiendo a su vez, las siguientes consultas:

  1. ¿Si al vender un Bitcoin, el precio de venta es menor al precio en que fue comprado –como es el caso que nos ocupa-, se puede deducir (para efectos del impuesto sobre la renta) dicha pérdida?
  2. ¿La venta de Bitcoins entre residentes en México causa IVA?
  3. ¿La venta de Bitcoins entre un mexicano y un residente en el extranjero causa IVA?

Fotografía de la consulta presentada ante SAT:

Foto-de-la-consulta-btc-impuestos

Y entonces, ¿qué es lo que sigue?

Queda esperar la respuesta que den las autoridades consultadas. Si en un plazo de tres meses no dan respuesta expresa a nuestra consulta, entonces se podrá interponer un juicio de amparo, para “obligar” a las autoridades a que den respuesta a la consulta realizada.

Con el paso del tiempo iremos compartiendo las respuestas que otorguen las autoridades fiscales, mientras se va generando una recopilación de tutoriales y tips, respecto de los impuestos que se deben pagar al usar Bitcoins.

#ImpuestosBTCMx

¿Tienes alguna consulta?, contáctenos, con gusto le podemos ayudar.

Entendiendo el Artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación en 7 preguntas

1.- ¿A partir de cuando entró en vigor el artículo 69-b?

Mediante decreto publicado el 9 de diciembre de 2013, en el Diario Oficial de la Federación, se agregaron diversos artículos a la legislación fiscal, entre ellos el artículo 69-B del Código Tributario, mismo que establece un procedimiento para detectar y prevenir el fenómeno llamado “compra de facturas”.

2.- ¿Cuál es el objeto de dicho precepto?

A través de dicho artículo, se publica una lista de contribuyentes que se estima sus operaciones son simuladas, logrando así disuadir la simulación de dichos actos y la venta de facturas, por lo cual es que se busca detectar a las personas que emiten comprobantes fiscales sin que haya existido una enajenación de bienes o la prestación de algún servicio y con ello declarar inexistentes sus operaciones, lo que no sólo perjudica a quien emitió el comprobante, sino que perjudica igualmente a quien utiliza dicho comprobante como deducción.

3.- ¿Cómo es el procedimiento y de cuántas fases consta?

Primera.- Detección del contribuyente que emite comprobantes fiscales apócrifos o aquel contribuyente que se encuentra “no localizable” y su publicación en el Diario Oficial así como la Página del SAT, dándole a dicho contribuyente un plazo de 15 días para desvirtuar los señalamientos que se le hacen.

Segunda.- En caso de no desvirtuar, se publica un listado definitivo, en el que aparecerán los contribuyentes que no probaron la existencia de sus operaciones y con dicha publicación se declararán inexistentes los comprobantes fiscales expedidos por dicha persona.

Tercera.- Los contribuyentes que utilizaron o dieron efectos fiscales a las facturas emitidas por quienes se publicaron en el listado definitivo, tienen un plazo de 30 días para acreditar que efectivamente recibieron el servició o el bien que consta en dicha factura o corrijan su situación fiscal.

4.- ¿En qué me afecta que no acredite la existencia de la operación, o que no corrija mi situación fiscal?

La problemática de dicho precepto radica en que, de no acreditar la existencia del acto o contrato, la autoridad procederá a determinar créditos fiscales y dichos comprobantes serán considerados como actos simulados para efecto de delitos fiscales; entonces, para evitarnos dolores de cabeza, es necesario que revisemos los listados que publica el SAT y que guardemos la documentación que pruebe la existencia del acto o contrato y así evitar cualquier contratiempo con las autoridades fiscales.

5.- ¿Cómo prevenir un problema relacionado con dicho artículo?

Para evitar futuros problemas, es importante guardar documentos que prueben la existencia de las operaciones que realizamos aparte de las facturas, tales como contratos, recibos, etc. (conocidos como “Entregables”), ya que con ellos es posible acreditarla existencia de las operaciones y con ello evitar la aplicación del artículo 69-b.

6.- ¿Qué hacer en caso de ver mi nombre o el nombre de alguien con quien realicé operaciones en la lista del SAT?

Relacionado con el punto anterior, es importante guardar los documentos que acrediten la existencia de nuestras operaciones, y en caso de aparecer en la lista del SAT o ver el nombre de alguien con quien realizaste operaciones, acude con tu contador o abogado de confianza para que te oriente en cómo solucionar dicha problemática.

7.- ¿Es constitucional el artículo 69-B?

En Simposio Fiscal, consideramos que dicho artículo viola derechos humanos, aunado a que existen diversas lagunas en su redacción; por lo que ponemos a su disposición nuestra asesoría y defensa fiscal para prevenir, acreditar y defender a los contribuyentes que se encuentren en alguno de los supuestos del artículo 69-B y con ello otorgarles seguridad jurídica y prevención de futuros contratiempos.

 

Estamos a sus órdenes para analizar su situación fiscal y definir estrategias y soluciones, ello sin compromiso alguno.

7 puntos sobre el IVA en alimentos preparados y la regla 5.1.14.

1.- El cobro de IVA a alimentos preparados es algo que tiene ya varios años.

Desde 2002, se modificó el último párrafo de la fracción I, del artículo 2-A de la ley del IVA, para establecer que se debía pagar IVA en la venta de alimentos preparados para su consumo en el lugar o establecimiento en que se estos se vendan, o cuando a pesar de que el establecimiento no tenga los instrumentos para su consumo en el mismo lugar, la venta sea “para llevar” o con entrega a domicilio.

2.- La regla 5.1.14. sólo “interpreta” el artículo 2-A de la ley del IVA, dejando en claro qué negocios deben trasladar el IVA y qué artículos sí deben causar IVA.

Así es, la regla 5.1.14. (contenida en la actual Tercera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2015) tiene como finalidad el dar certeza a los contribuyentes indicando cómo es que debe interpretarse el artículo 2-A de la ley del IVA, y establece –en conjunto con el artículo sexto transitorio- en síntesis lo siguiente:

  1. Que deben pagar IVA los alimentos que al ser combinados, o por sí solos, puedan ser consumidos sin elaboración adicional, cuando queden a disposición del adquirente los instrumentos o utensilios necesarios para su cocción o calentamiento (por ejemplo, las pizzas o sopas instantáneas que venden en los OXXOs, y al comprar dicho producto, permiten el uso del horno de microondas o regalan las servilletas y cucharas, para prepararlos o calentarlos).
  2. Que aunque no se tengan los instrumentos o utensilios, deberán pagar IVA aquellos alimentos que no necesitan de calentamiento o cocción, siempre que sean los siguientes productos:
  • Sándwiches o emparedados, cualquiera que sea su denominación.
  • Tortas o lonches, incluyendo las denominadas chapatas, pepitos, baguettes, paninis o subs.
  • Gorditas, quesadillas, tacos o flautas, incluyendo las denominadas sincronizadas o gringas.
  • Burritos y envueltos, inclusive los denominados rollos y wraps.
  • Croissants, incluyendo los denominados cuernitos.
  • Bakes, empanadas y volovanes.
  • Pizzas, incluyendo la denominada focaccia.
  • Guisos, incluyendo las denominadas discadas
  • Perritos calientes (hot dogs) y banderillas
  • Hot cakes
  • Alitas
  • Molletes
  • Hamburguesas
  • Bocadillos (snacks)
  • Sushi
  • Tamales
  • Sopas instantáneas
  • Nachos

Y en su artículo sexto transitorio, establece que se debe pagar IVA (y no IEPS), pues la venta de dichos alimentos no se trata únicamente de una enajenación, sino que -supuestamente- se trata de una prestación de servicios.

3.- La regla aplicaría sólo a tiendas de conveniencia o supermercados.

De la redacción de la regla 5.1.14., se puede concluir que sólo aplica a tiendas de conveniencia como OXXOs, Seven Eleven, Extra, etc., así como a supermercados como Sam’s y Soriana, que vendan esos productos en refrigeradores o áreas de “fast food”.

4.- La regla aún no se encuentra vigente.

Si bien la Tercera Resolución de Modificaciones a la Resolución Miscelánea Fiscal para 2015, en su artículo sexto transitorio, establece que la regla 5.1.14. será aplicable a partir del 1 de julio de 2015, lo cierto es que dicha publicación –a la fecha de redacción del presente artículo- sólo es un “anteproyecto” que no tiene vigencia o validez legal, toda vez que no ha sido publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Sin embargo, pese a lo anterior, en Simposio Fiscal, creemos que dicha regla presenta las siguientes problemáticas:

5.- El poner a disposición del comprador final los instrumentos o utensilios para preparar, cocinar o calentar un alimento, no necesariamente implica la prestación de un servicio.

En el artículo sexto transitorio, el SAT justifica que la venta de diversos alimentos deban pagar impuestos, pues el poner a disposición los instrumentos o utensilios para preparar, cocinar o calentar un alimento –según el SAT- es la prestación de un servicio; opinión que no compartimos, pues el uso de dichos instrumentos es totalmente GRATUITO, aunado a que los utiliza el mismo cliente final si él lo dedica, recordando que nunca un personal de dichas tiendas se subordina a lo que el cliente exija u ordene (en este caso, que le prepare sus alimentos).

6.- Hay alimentos que sí necesitan una preparación, cocción o calentamiento adicional, lo cual contraría a lo establecido por el artículo 10-A, fracción III, del Reglamento de la Ley del IVA.

El artículo 10-A, del Reglamento de la Ley del IVA establece que se considera que no son alimentos preparados para su consumo en el lugar o establecimiento en que se enajenen (entre otros), cuando los alimentos requieran ser sometidos a un proceso de cocción o fritura para su consumo, por parte del adquirente, con posterioridad a su adquisición.

Sólo como ejemplo, se cita una lista de alimentos que se acostumbra o requiere, una cocción, calentamiento o preparación adicional: Tortas, lonches, Gorditas, quesadillas, tacos, Burritos, Pizzas, Guisos, Hot dogs, Alitas, Hamburguesas, Tamales, Sopas instantáneas.

¿Es posible el imaginar comer estos alimentos fríos o sin preparar?

7.- Sigue una cierta incertidumbre de quiénes en la cadena productiva deben gravar sus alimentos al 16%

Si bien la regla establece que (únicamente) las tiendas de conveniencia deberán trasladar el 16% de IVA, aún sigue la duda de si el proveedor debe o no gravar sus productos al 16%.

 

Sin embargo, en Simposio Fiscal, ponemos a su disposición nuestra asesoría y defensa fiscal, para implementar consultas fiscales y juicios de amparos contra la regla 5.1.14., con los cuales se puede diseñar una estrategia que permita al empresario (proveedor o dueño de tiendas de conveniencia) poder definir qué tipo de alimentos debe vender con IVA o sin IVA, representando ello en certeza en sus operaciones y un posible beneficio económico.

CONTÁCTENOS PARA MÁS INFORMACIÓN O SOLICITAR ASESORÍA FISCAL

Estamos a sus órdenes para analizar su situación fiscal y definir estrategias y soluciones, ello sin compromiso alguno.

El verdadero fin de los amparos fiscales

Amparo contra leyes fiscales

Por las recientes reformas fiscales, y al estar muy cerca de la fecha límite para presentar diversos amparos contra leyes fiscales, he visto y escuchado muchas cosas. Desde abogados fiscalistas que prometen el cielo, la luna y las estrellas, ofreciendo amparos “que segurísimo se van a ganar”. Se escuchan muchas inconformidades, muchas dudas y confusiones, etcétera. Sin embargo, hay un comentario que desde hace tiempo me ha causado algo de coraje: “Los amparos fiscales son para que los empresarios que tanto dinero tienen no paguen impuestos”.

NO, ése no es el fin principal de los amparos (aunque la consecuencia práctica así lo parezca). Tampoco tienen como finalidad el dañar la Hacienda Pública. No, su principal fin es el de hacer que se respeten los derechos fundamentales que la Constitución reconoce y protege, y así lograr poco a poco una “autocorrección” y mejoramiento del sistema jurídico-fiscal Mexicano.

Sigue leyendo